Alimentos alcalinos

alimentos alcalinos

Como sabemos, la base de la dieta alcalina se fundamenta en el concepto del pH y su implicación con nuestra salud vital, y aquí juego un papel fundamental la ingesta de alimentos alcalinos. El pH es el valor por el que podemos medir el grado de salud en nuestro cuerpo. Un pH con un valor de 7,4 es un pH equilibrado y de esta forma nuestro organismo trabajará con mayor eficiencia, estando preparado para combatir enfermedades y otros problemas derivados de éstas, además de tener un mejor tono vital.

Si el pH en nuestro organismo es menor a 7, podemos decir que estamos en riesgo de acidez, es otras palabras; nuestro cuerpo no funciona correctamente y tiene que destinar energía a procesos derivados con la asimilación de nutrientes así como a combatir los efectos derivados (cansancio, peor estado de ánimo, etc.). En contraprestación a un estado ácido, nos encontramos con la visión alcalina, en la que nuestro cuerpo se encuentra en el mejor estado posible y nos encontramos con un buen todo de salud y vital.

Dentro de esta perspectiva, el consumo de alimentos alcalinos es fundamental, de modo que puedan regular el equilibrio del pH en nuestro organismo. Como hemos dicho en otros artículos, no se trata de eliminar por completo la ingesta de alimentos ácidos, sino de controlar y equilibrarla.

5 alimentos alcalinos que deberías de comer habitualmente

alimentos alcalinosExisten muchos alimentos alcalinos que son interesantes que tengas en cuenta y que lentamente vayas incorporando en tu dieta habitual. A través de internet puedes encontrar diferentes tablas de alimentos alcalinos que pueden ayudarte a identificarlos con claridad.

En esta ocasión nos queremos centrar en cinco tipos de alimentos imprescindibles para realizar una dieta alcalina. Se trata de alimentos que deberían de formar parte de cualquier dieta en el día a día y que en el caso de la dieta alcalina se le presta una gran atención.

  • Verduras de hoja verde: Como verduras de hoja verde pueden considerase las acelgas, las hojas de nabo o las espinacas. Dentro de las verduras de hoja verde destacamos las espinacas. Entre otros beneficios destaca por la rica presencia de vitamina K, folato, además de minerales, antioxidantes y fibras. Entre los beneficios podemos destacar la ayuda que presta en nuestra digestión además de su contribución sobre nuestra visión. Las espinacas son sencillas de consumir, podemos comerlas en ensaladas de manera muy sencilla, por ejemplo. Además podremos cocinarlas de manera muy sencilla o incluso realizar zumos con ellas.
  • Verduras crucíferas: Con esto estamos hablando de la berza, los cardos, la rúcula, la coliflor, las coles de Bruselas, la col y la col lombarda, por ejemplo. Existen mil y una manera de prepararlas, en ensaladas, guisos, salteadas a la sartén, etc. Si somos creativos y tenemos paciencia, podremos preparar platos con un estupendo sabor y presentación.
  • El ajo: Merecería un artículo por sí sólo, tales son los beneficios del ajo para nuestro cuerpo. El ajo es un alimento que se traduce en salud para nuestro cuerpo. Tiene muchas ventajas entre las que podemos destacar la mejora de nuestra salud cardiovascular y garantizar un mejor sistema inmunitario. Por sí mismo, es un antibiótico natural, es sumamente beneficioso para nuestro hígado, combate la infección por hongos, etc.
  • Hortalizas: Hortalizas como los rábanos, las remolachas, las zanahorias o los nabos tienen un aporte fundamental para nuestra salud. Se pueden tomar algunos crudos, y otros pueden ser ingeridos tras cocciones al vapor de 15 a 20 minutos.
  • Limones: Otro alimento estrella. Sin duda puede tomarse como uno de los alimentos más alcalinos que existen. Es de por sí un desinfectante natural y puede utilizarse para proporicionarnos ayuda estomacal y hasta para curar heridas. Habitualmente se asocia como elemento de combate de procesos víricos, gripes y resfriados. Son tantas las bondades del limón, que bien merece un artículo especial sólo para este alimento alcalino.

No hay comentarios

Dejar respuesta