Dieta disociada menú

dieta disociada menu

Es importante identificar con claridad los alimentos de la dieta disociada, ya que los distintos alimentos se clasifican según su tipología (verduras, grasas, proteínas, etc.). Existen tablas que nos pueden ayudar a identificar con claridad qué tipos de alimentos debemos tomar y cuándo.

En líneas generales, los alimentos se pueden englobar en cinco categorías.

  • Verduras: Las verduras son una pieza fundamental de cualquier dieta y debemos tomarlas regularmente. Entre las verduras que podemos tomar destacamos las siguientes: apio, pimiento, zanahoria, ajos, pepino, brocoli, calabación, lechuga, cebolla, berenjena y espinacas.
  • Fruta: Se trata de otro grupo de alimentos fundamentales para nuestra salud. Entre las distintas frutas que podemos comer, pueden destacarse el kiwi, la manzana, el plátano, la pera, mandarina, uva, melón, cerezas, melón, fresas, piña y caquis.
  • Hidratos de carbono: Podemos destacar dentro del grupo de los hidratos de carbono, los siguientes: lentejas, maíz, garbanzos y legumbres.
  • Grasas: Existen elementos como las nueces, avellanas y cacahuetes, así como el aceite de oliva o las uvas pasas.
  • Proteínas: Podemos encontrarlas en alimentos como la carne o el pescado, la leche , el yogur o el huevo.

Dependiendo de la perspectiva que tomemos en torno a la dieta disociada podremos eliminar algunos alimentos o decantarnos por otros. En cualquier caso, no deberemos nunca mezclar alimentos de los distintos grupos. El menú de la dieta disociada y una correcta planificación nos ayudará a saber cómo combinar los alimentos de manera adecuadamente.

Las 4 reglas básicas de la dieta disociada menu

Es importante tener en cuenta que a parte de saber identificar los distintos grupos de alimentos, hay que tener en cuenta las reglas básicas:

  1. Fruta: La fruta se debe tomar preferiblemente durante el desayuno. También es buena idea tomarla a media mañana.
  2. Proteínas: Las proteínas sólo son buenas durante la noche.
  3. Hidratos de carbono: El mejor momento para tomar hidratos de carbono es a la hora del almuerzo.
  4. Grasas: Pueden comerse para el almuerzo, pero nunca combinarlas con proteínas o frutas.

Menú de la dieta disociada

Como sabemos, la dieta disociada se basa en el consumo de manera separada, así como por días distintos, de diferentes tipos de alimentos. La lógica es no mezclar en ningún caso grasas, hidratos de carbono y proteínas. En nuestro día a día, el organismo necesita de determinadas cantidades de energía para mantener todas las funciones vitales, y esta energía se transmite por medio del consumo de alimentos. Consumir alimentos hipocalóricos supone nutrirse con menos calorías lo que conllevará una pérdida de peso gradual.

Por este motivo es tan importante contar con un menú de la dieta disociada claro y bien definido que nos ayude a planificarnos correctamente. Veamos ahora un ejemplo:

  1. Desayuno: Para el desayuno se puede tomar un té (preferiblemente verde) y dos tostadas de pan integral. Además puedes tomar una fruta que puedes consumir a la hora del tentempié.
  2. Tentempié: Es buena idea tomar frutas y frutos secos, alternándolos eso sí en días distintos.
  3. Almuerzo: Es interesante tomar verduras y hacerlas la pieza fundamental. Las ensaladas son siempre una buena opción, y puedes combinarlas para tomar una comida deliciosa.
  4. Merienda: Al igual que a la hora del tentempié, fruta o frutos secos alternándolos en diferentes días.
  5. Cena: Es la hora de las proteínas, en la medida de lo posible es mejor comer pescado frente a carne.
Compartir
Artículo anteriorAlimentos alcalinos

No hay comentarios

Dejar respuesta